Técnicas antienvejecimiento: en qué consiste la Bioestimulación con PRP

Las técnicas antienvejecimiento tienen como principal función poder devolverle a la piel propiedades que con el paso del tiempo se van perdiendo. Entre estas técnicas destaca la Bioestimulación con PRP o Bioestimulación con plasma rico en plaquetas, un tratamiento que se enfoca en desintoxicar y drenar las diferentes capas de piel para mejorar su apariencia de adentro hacia afuera.

No cabe duda de que la bioestimulación con PRP es una  técnica que ha ganado mucha popularidad en el mundo de la medicina estética, gracias a su efectividad y beneficios. Se trata de un tratamiento antienvejecimiento que se encarga de nutrir y revitalizar los diferentes componentes de la piel. El objetivo principal de la bioestimulación con PRP es poder mantener y equilibrar las células de la piel al punto de que las mejores sean perceptibles.

El método de aplicación de la bioestimulación con PRP inicia con la mezcla exacta de competentes de proteínas a partir de la obtención de una muestra de sangre. La actividad biológica que pueden desarrollar estas proteínas incluyen los diferentes factores de crecimiento, por lo que tendrá la capacidad de estimular la regeneración del tejido, incluso acelerando la velocidad de sanación de cualquier tipo de lesión.

La reparación de daños que se puede conseguir a través de la bioestimulación con PRP tiene su punto de partida en el aislamiento de la sangre, para luego empezar a administrar diferentes dosis terapéuticas que se puedan aplicar en zonas específicas donde se detecten lesiones, as allí donde se logrará acelerar el proceso de sanación. La popularidad de esta técnica ha crecido gracias a los reducidos lapsos de tiempo que se necesitan para evidenciar los resultados.

La principal ventaja de este tipo de tratamientos es que se trata de una sustancia biológica generada por nuestro organismo, por lo que no se produce ningún tipo de reacción inmunológica ni reacción alérgica. La bioestimulación con PRP trabaja con un derivado de la sangre que termina siendo único y exclusivo para cada caso, ya que proviene de una muestra única e irrepetible que permite la producción de colágeno, elastina y nuevo tejido epidérmico.

 

Los impresionantes resultados de la bioestimulación con PRP

Uno de los grandes beneficios de la bioestimulación con PRP es que los periodos de tiempo para apreciar resultados son realmente cortos. Al cabo de una semana ya se pueden notar diferencias importantes en la piel y en un rango de 20 a 30 días se puede masificar dichos resultados. Los beneficios incluyen una piel mucho más tersa con elasticidad y luminosidad nunca antes vista.

Es recomendable que la bioestimulación con PRP se planifique en sesiones separadas cada cuatro meses, es decir, tres veces por año y con una separación mínima de 30 días entre cada una, ya que el organismo necesita procesar los nutrientes de una manera natural sin exagerar las dosis independientemente del caso que sea. Se recomienda, además, combinar este tratamiento con tratamientos paralelos que permitan detectar las necesidades de cada paciente.

 

Aspectos a tomar en cuenta antes de la bioestimulación con PRP

Aunque la bioestimulación con PRP puede ser un proceso efectivo en la mayoría de los casos, existen algunos pacientes que pueden presentar la condición de plaquetas bajas que se conoce como Trombopenia así como secuelas de terapia anticoagulante por el consumo de aspirina, algún tipo de infecciones activas, cáncer y embarazo, siendo estos cuadros clínicos los que imposibiliten la ejecución del tratamiento.

Debido a esto, es de suma importancia contar con monitorización y valoración de un especialista antes de optar por la bioestimulación con PRP. Para quienes sean candidatos óptimos, la única secuela que notarán será un ligero escozor en la zona tratada, que podría llegar a enrojecimiento y sensación de calor, que lejos de ser algo preocupante, es solo una señal de la activación del fibroblasto y regeneración de la piel.

 

martes, 28 enero, 2020|Blog|Comentarios desactivados en Técnicas antienvejecimiento: en qué consiste la Bioestimulación con PRP