Aumento de pecho, estatura y altura ¿qué tener en cuenta?

 

Elegir la talla adecuada cuando se quiere realizar un aumento de pecho no es fácil. A veces, puede que se desee un tipo de tamaño que, por las razones que vamos a ver, los profesionales en cirugía estética no aconsejan. Aunque suele siempre tenerse en cuenta la opinión del paciente, es preferible seguir las recomendaciones de los especialistas para que el resultado sea el mejor posible.

¿Qué tener en cuenta según la estatura?

Antes de que alguien se someta a un aumento de pecho, el profesional realizará un estudio previo para la elección del tamaño de las mamas. Así, analizará su estatura para determinar qué tipo de copa puede quedar mejor y evitar, también, problemas de espalda en el futuro.

Así, para una mujer que mida entre 1,60 cm de estatura o menos, no se le aconseja que en su aumento de pecho se ponga una copa C o D. Este tipo de implante resultará desproporcionado para su altura. ¿Qué es lo más recomendable? Optar por una copa B, por ejemplo, una 95b puede ser una talla más que adecuada.

En el caso de que una mujer mida más de 1,60 cm y tenga una constitución robusta es posible elegir un aumento de pecho con copa C o D. No obstante, para ello hay que analizar detenidamente otros aspectos que influirán en la toma de esta decisión. Estamos hablando del ancho de los hombros y de la caja torácica.

Elegir una copa C o D para una mujer con hombros estrechos que quiere un aumento de pecho es un error. Esto hará que no se sienta cómoda con su nuevo busto, ya que estéticamente parecerá muy grande, desproporcionado y que no encaja con la constitución de la persona. Por esta razón, optar por una talla B es la mejor elección.

¿Qué sucede en el caso de tener los hombros anchos? Entonces habrá que fijarse en las mediciones de la caja torácica. Si esta también es ancha, quizás se puede elegir una copa C o D y un tamaño de busto más grande para que vaya acorde con la fisionomía de la mujer que quiere un aumento de pecho. En el caso de tener una caja torácica más estrecha, habría que sopesar la posibilidad de optar por una copa B.

La altura de los pechos

Un aspecto fundamental en el aumento de pecho es analizar la altura que van a tener los mismos. Para ello, en el estudio previo se determinará si el busto está muy caído debido a la edad o a haber tenido hijos. Pues, no será lo mismo determinar la altura de los nuevos pechos en este caso que si estamos hablando de una mujer joven con un busto que no esté caído.

Si el aumento de pecho hace que estos queden demasiado arriba esto puede dar un efecto antinatural. Por eso, es conveniente también tener en cuenta lo anteriormente mencionado sobre los hombros y el tamaño de la caja torácica para situar las mamas a una altura natural.

Al final, lo que se busca con el aumento de pecho es conseguir un busto equilibrado que mejore la estética y que quede visualmente bonito. Aunque sea una cirugía estética, si se tienen en cuenta todos los aspectos mencionados, el resultado puede ser muy natural y armonioso, elementos que muchas mujeres buscan cuando se someten a una operación de este tipo.

Si estás pensando en realizar un aumento de pecho, no te olvides tener siempre en cuenta las recomendaciones del especialista que te ofrecerá la mejor opción que se adecúe a tu constitución. De esta forma, podrás disfrutar de un busto bonito y que, aunque quizás no sea tan grande como esperabas, encaja a la perfección con tu estatura y altura, brindándote un resultado armonioso y equilibrado.

sábado, 23 noviembre, 2019|Blog|Comentarios desactivados en Aumento de pecho, estatura y altura ¿qué tener en cuenta?